Para ser maduro no se necesita ser viejo y ser viejo no implica ser maduro.

Si usted está leyendo esta página, entonces es el tipo de persona que tiene una idea de lo que implica madurar.

Por oposición sabemos que los frutos verdes no son comestibles, que los adolescentes, aunque biológicamente estén preparados para procrear, no tienen la madurez para sostener, educar y darle estructura a un nuevo ser. También estará de acuerdo en que algunos adultos somos funcionales y productivos, incluso alcanzamos cierto “éxito” profesional o académicamente hablando; no obstante ante ciertos eventos, en ocasiones nos comportamos como verdaderos adolescentes, mejor aún, como infantes.

Si ponemos atención, algunos adultos vamos por la vida como el estereotipo del adolescente gruñón y malhumorado que no quiere que nadie le oriente o le imponga límites, pero tampoco somos del todo independientes y nos hacemos cargo de nuestras necesidades.

Si se descarta una patología de fondo, las adicciones, las manías, muchas compulsiones de conducta, los celos, los arranques de ira, las formas sutiles o violentas de manipulación, el chantaje, la crítica, la burla, la desconfianza, ciertos temores, el apego a la pareja, el miedo a la soledad, algunas formas de apatía, personalidades saboteadoras, inseguras, sarcásticas, cómicas, cretinas, o arrogantes, etc, etc. están asociadas a la inmadurez psicológica y emocional.

La madurez y propiamente dicho, la sabiduría que da la madurez, no es una predisposición genética, no llega de pronto mientras la vida avanza, no se compra pero sí que se puede cultivar y compartir.

Si vale una vida llena de pasajes, contacto social y afectivo, el desarrollo de actividades artísticas, culturales, educativas, laborales, ociosas, recreativas, los viajes, solucionar pequeños y grandes problemas, la responsabilidad, la creatividad, las pérdidas, los duelos, el sufrimiento, las carencias, los conflictos una vida intensa, apasionada y vivida con intensidad trae consigo un crecimiento intelectual y emocional.

Pero no basta, la madurez implica la habilidad de gestionar el pensamiento y las emociones de forma que se pongan en juego los aprendizajes derivados de la experiencia y la educación recibida. Esto es aprendizaje vicario o aprendizaje por observación e imitación descrito por el psicólogo Albert Bandura.

En todo caso las habilidades gerenciales y los procesos superiores del pensamiento: (pensamiento crítico, manejo de información, solución de problemas, creatividad, análisis, conceptualización, control de impulsos, evaluación intrapersonal, personal y contextual, etc.) se pueden aprender y desarrollar con éxito bajo una adecuada supervisión profesional.

Consideramos que una persona es madura cuando es capaz de administrar sus necesidades físicas, cognitivas y emotivas, pero a demás comprende ciertas leyes y la naturaleza de las variables que influyen en los eventos desde un aspecto humano, con empatía y compasión.

El rencor enconado, la rabia, la culpa, los celos, un duelo no procesado o mal elaborado son sinónimos de inmadurez, pero por el contrario, si estos mismos eventos son trascendidos y se alcanza la comprensión, el individuo alcanzará un nuevo estadio evolutivo, es decir, una nueva percepción de sí mismo y de su entorno.

Para ser maduro no se necesita ser viejo y ser viejo no implica ser maduro.

Trascender las experiencias pasadas y presentes tienen la finalidad de expandir la conciencia, dotarnos de madurez, iluminarnos con la comprensión y en última instancia, no juzgar, no criticar, comprender, aceptar y agradecer es una bandera de Paz que podemos regalarle al mundo al conquistar nuestra propia existencia.

El dolor es la materia prima para reconstruir tu vida de forma significativa.

columnaOctavio Crespo |Shifu

Psicoterapeuta de orientación transpersonal, Director de HiZhiNao y Casa Áurea, Creador del protocolo de intervención en crisis denominado Vía de la Trascendencia, de lo personal a lo transpersonal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *